La Biblioteca Mayor de la UNC cumplió 200 años abierta al público

Mediante un acto académico del que participaron autoridades y miembros de la comunidad universitaria y de la Provincia, se conmemoraron dos siglos de la primera biblioteca universitaria pública del país. (26.09.2018)

El miércoles 26 de septiembre se conmemoraron 200 años de la creación de la Biblioteca Mayor de la Universidad Nacional de Córdoba, la primera biblioteca universitaria de Argentina abierta al público.

El aniversario del emblemático espacio, que reúne en su acervo más de 160 mil volúmenes y es visitado mensualmente por unas 300 personas, fue recordado a través de un acto académico que tuvo lugar en el Salón de Lectura del edificio ubicado en el Rectorado antiguo de la Casa de Trejo.

En la ceremonia estuvieron presentes, entre otras autoridades, el vicerrector de la UNC, Pedro Yanzi Ferreira, y la directora de la Biblioteca Mayor, Gabriela Cuozzo, quien en la oportunidad ofreció un discurso en el que se refirió a los orígenes de la biblioteca universitaria y su actual importancia para la sociedad.

“La Mayor es una biblioteca central del Rectorado, con una importante trayectoria en el ámbito de la universidad y una participación activa en la comunidad, a la sirve y presta servicio. No tiene un público cautivo como ocurre en otras casas de estudio, sino un público heterogéneo que incluye a investigadores, profesionales, estudiantes universitarios, docentes y ciudadanos locales y del exterior”, señaló.

Recordó que, en su origen, constituía una pequeña biblioteca universitaria, que funcionaba al servicio de un reducido grupo de eruditos. “Su historia se remonta y tiene como antecedente a la Librería Grande del Colegio Máximo de Córdoba, que dependía de los padres de la Compañía de Jesús, y de la cual formaba parte. Luego, la Biblioteca se desmembrana en 1810, cuando se lleva parte de la colección a Buenos Aires para fundar la Biblioteca Nacional. Recién en el 2000, gracias a la gestión del actual rector Hugo Juri, esos libros que habían sido llevados a la Nación regresaron a la Universidad de Córdoba, bajo la custodia de la Biblioteca Mayor”.

Asimismo, Cuozzo destacó que fueron digitalizados 500 libros de los 2600 que integran en total la Colección Jesuítica, y que ese medio millón de textos fue declarado Patrimonio Bibliográfico, e incorporado al registro de la memoria del mundo para América Latino y el Caribe. Además, el edificio en cual funciona la Biblioteca tiene un alto valor simbólico y cultural: está emplazado en la Manzana Jesuítica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Finalmente indicó que se trata de una biblioteca “reconocida en el ámbito nacional e internacional, pionera en el campo bibliotecológico”, y que constituye “un referente cultural, que une el antiguo espíritu de posesión y riqueza del saber con el público moderno”.

Del acto participaron también el decano de la Facultad de Derecho de la UNC, Guillermo Barrera Buteler; el secretario de Asuntos Estudiantiles de esta Universidad, Leandro Carbelo, y el intendente de la ciudad de Nono, Mariano Ceballos, entre otras autoridades.

 

La Biblioteca Mayor, patrimonio bibliográfico:

-Cuenta con más de 160 mil volúmenes, entre libros y folletos

-2600 libros de la Colección Jesuítica (originalmente incluía 5000 volúmenes).

-3500 títulos de revistas

-300 periódicos del siglo XIX y XX

-Entre 200 y 300 personas la visitan mensualmente.