Reseña histórica CDB

     La evolución de la Universidad Nacional de Córdoba y su adecuación a los inicios del siglo  XXI trajo aparejados cambios en las bibliotecas, las cuales, a pesar de tener orígenes y procesos históricos diversos, se encontraron ante la necesidad común de redefinir políticas de acción acordes a los procesos institucionales, enmarcadas particularmente por el auge de las tecnologías de la información y la comunicación.

     Se hizo evidente la necesidad de una reestructuración del sistema bibliotecario universitario con el fin de mejorar los mecanismos de coordinación entre las Bibliotecas de la Universidad, entendiendo que a través de ellas, se estudian y resuelven las demandas de información de la comunidad universitaria.

     Así es que, en el año 1995 se constituyó el CONSEJO DE DIRECTORES DE BIBLIOTECAS de la UNC, según Res. 317/1995, en sesión del Honorable Consejo Superior  de la Universidad del día 19 de septiembre. La mencionada resolución dispuso que el Consejo  estuviera  integrado por Directores de las Bibliotecas de Facultades, de la Biblioteca Mayor y el Sistema de Bibliotecas e Información de la UNC (SISBI), preexistente desde 1985.

     El REGLAMENTO DEL SISTEMA DE BIBLIOTECAS E INFORMACIÓN fue aprobado en el año 1996, a través de Res. HCD 114/1996. El documento irá pasando por diferentes fases de actualización de acuerdo a los vertiginosos cambios institucionales y tecnológicos que impactan directamente en la gestión de los recursos de  las Unidades de Información.  Iniciado el 2000, se desarrolla una etapa de diversas acciones que giran en torno a la sistematización informacional de las Unidades Documentales, de manera conjunta entre éstas y dependencias de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC, como también a la búsqueda de nuevas políticas de gestión bibliotecaria.

     Dichas acciones derivaron en 2008, en la creación del PROGRAMA DE BIBLIOTECAS DE LA UNC de acuerdo a Res. HCS 617/2008. El Programa funciona desde entonces en calidad de órgano consultivo, bajo la responsabilidad de las Secretarías de Asuntos Académicos, de Ciencia y Tecnología y la Prosecretaría de Informática, a fin de generar mecanismos de coordinación entre todas las Bibliotecas de la UNC y establecer políticas, planes y proyectos operativos que aseguren un mejor acceso y utilización de la información en apoyo  a los fines primarios de la Universidad: las actividades docentes, de investigación y de extensión.

     Las Bibliotecas de los Colegios preuniversitarios Monserrat y Manuel Belgrano se incorporaron al Consejo de Directores en el año 2010, merced a la Res. HCS 1037/2010, para lo cual fue derogada la Res. 317/95 y sus modificaciones. Esa misma disposición permitió la inclusión de las bibliotecas de Escuelas, tales como la Escuela de Nutrición, dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas, y la Escuela de Ciencias de la Información, de la Facultad de Derecho. A medida que se da una expansión académica durante la dos primeras décadas de este siglo, a través de la creación de Facultades, se incorporan al Consejo las autoridades de las Bibliotecas correspondientes a las nuevas casas de altos estudios, tal es el caso de la Biblioteca de la Facultad de Artes. De este modo se garantizó la igualdad de derechos de cada una de ellas a participar en la toma de decisiones en cuanto a políticas institucionales, modelos de gestión y proyectos en común, y en la distribución presupuestaria anual.

     El Consejo de Directores y Responsables de Bibliotecas de la UNC consolidó su reglamento de funcionamiento en el año 2014, el cual fue aprobado mediante Res. HCS Nº 755/2014. El mismo establece que todos los directores y/o responsables de bibliotecas de la UNC tienen la responsabilidad de representar a sus respectivas unidades de información, junto con el deber, como carga anexa a sus funciones, de asistir a las sesiones. Se acordaron también los criterios de inclusión, mediante los cuales se expresa que, para estar representada y ser reconocida como tal, una biblioteca debe tener un espacio físico adecuado para su funcionamiento, estar abierta a todo público, poseer un bibliotecario responsable, y tener organizada su colección.

     En 2015 el Consejo, en la convicción de que es preciso dar un paso más en la consecución de su trayectoria, gestiona conformarse como RED DE BIBLIOTECAS DE LA UNC (REBIUNC), e inmediatamente se aboca a la elaboración de un plan estratégico. El mismo queda plasmado como PLAN ESTRATÉGICO 2016-2018 de la RED DE BIBLIOTECAS DE LA UNC, en el cual se analizaron situaciones particulares y comunes de todas las unidades de información y se establecieron líneas de acción prioritarias que serán revisadas y evaluadas periódicamente. Se elaboró asimismo un MANIFIESTO en el cual se expresan los principios y compromisos que se sustentan como comunidad profesional.

     La presencia de las bibliotecas universitarias en el nuevo paradigma informacional se asegura, entre otras acciones, mediante la adhesión al movimiento de Acceso Abierto. En este marco, el Consejo acuerda avanzar en su propósito, conjuntamente con la Oficina del Conocimiento Abierto de la UNC (OCA), responsable de la creación del Repositorio Digital de la UNC (RDU), y de las políticas de Acceso Abierto, entre otros asuntos que atraviesan transversalmente la gestión del patrimonio documental y la comunicación institucional de la Red de Bibliotecas con las diversas comunidades de usuarios que atiende.

     Cada unidad académica se ha constituido para tal fin en un Nodo que alimenta este Repositorio en el que se deposita la producción académica propia, y que forma parte del Sistema Nacional de Repositorios Digitales, de acuerdo a lo establecido en la Ley N° 26.899. Se han acordado para tal fin, las políticas de Publicación vigentes en la UNC desde 2017 (Res.HCS N° 1365/2017).

     De esta forma continua afianzándose día a día la vocación de servicio de los profesionales bibliotecarios y el cumplimiento de su rol de garantizar el acceso a información a toda persona que lo requiera, así como  el compromiso con los valores de la educación pública y de calidad sustentados por la Universidad.